Mitos y verdades que surgen al buscar un ingreso


Cuando busco un ingreso extra porque me apremia saldar una deuda me invaden dudas sobre cómo resolver la situación, se desmoronan recetas que parecían infalibles al la vez que ensayo métodos inauditos que terminan siendo convincentes.

Propongo pasar revista a algunas frases oídas con frecuencia que en particular no me ayudan demasiado en el momento en que estamos mal economicamente, aunque parezcan verdades que se presenta a priori como irrebatibles.

Depende, podemos acudir a alguna persona de confianza que disponga la suma que necesitamos, quiera prestárnosla y no necesite pronto su devolución. Si consideramos que se lo vamos a poder devolver en un determinado plazo podemos asumir el compromiso, el problema es cuando no tenemos forma de devolverlo porque ha sido un dinero que ha ido a solucionar un problema específico pero no nos produjo ganancias. Si busco ganancias prefiero estudiar ideas de inversiones rápidas o hacer algún trabajo acorde a mis capacidades que pueda sumarse a mis tareas habituales.

Dos. Necesito trabajo rápido y por lo tanto un capital para invertir y aguardar ganancias.

No siempre se necesita un capital para invertir, a veces bastan el ingenio y la capacidad intelectual para conseguir fondos en forma rápida.

Tres. En Internet hay recetas que parecen la panacea del dinero fácil pero por ser un espacio virtual se presta a engaños.

Tanto en el espacio virtual de Internet como en el espacio real del comercio cara a cara existen buenas y malas intenciones, lo interesante es saber descubrir cuando no hay fraude, navegar bastante, informarnos, pedir referencias. Más de una vez cuando quiero sacar ganancias, Internet me ha salvado de caer en bancarrota.

Cuatro. Si necesito fondos urgente y pido crédito a una entidad financiera pero después no logro pagarlo puedo perder lo poco que tengo.

Cuando uno va a pedir un préstamo tiene que evaluar ventajas y desventajas que se presentarán, empezando por informarnos de las tasas de interés y haciendo cuentas para saber el importe al que ascenderá nuestra cuota. Si voy a pedir un crédito importante mejor que no sea sólo porque necesito dinero urgente sino porque he planificado invertir para lograr retorno y rentabilidad

Cinco. Cuando estoy en las malas es difícil que pueda hacer buenos negocios.

Lo ideal si vamos a hacer un emprendimiento es actuar con la cabeza fría en forma estratégica y planificada, interiorizarnos sobre lo que vamos a comercializar, hablar con otros que atravesaron la misma situación. Actúo no solamente pensado en que quiero ganar, sino con destreza y creatividad, recordando aquella frase que dijo alguna vez un experto en marketing: No vendemos taladros sino que nos compran agujeros.

Seis. Cuando necesito ingresos extra trato de solucionarlo, si lo logro me quedo tranquilo esperando que no me vuelva a pasar.

Mal hecho, la experiencia de movilizarme cuando busco capital tiene que ser un aprendizaje, debo ponerme metas concretas, trazar planes y objetivos para el futuro que me permitan alcanzar el progreso y corregir irregularidades.

Mitos y verdades que surgen al buscar un ingreso
Valore éste artículo
¡Comparte este artículo!