Como montar una ferretería

Hoy en día muchos emprendedores se encuentran en la búsqueda constante de excelentes ideas para montar una empresa rentable que les permita independizarse y generar importantes ingresos.

Quizás te interese:

A pesar de que muchos creen que únicamente los negocios en Internet son en la actualidad la mejor manera de invertir dinero que de frutos, ciertos comercios físicos nunca pasan de moda, como es el caso de las ferreterías, un servicio fundamental al que acuden constantemente diferentes tipos de clientes con distintas necesidades.
Hoy quiero proponerte una idea muy redituable:  montar una ferretería. Un comercio físico que si bien, requiere de una inversión de capital inicial, se sigues los pasos que voy a detallar en este artículo, te darán una idea general de todo lo que necesitas para montar un emprendimiento y comenzar a ganar dinero en muy poco tiempo.

 

Índice
  1. Como montar una ferretería
  2. Define los servicios y artículos que ofrecerás y la lista de materiales para abrir una ferretería
  3. Quién es tu público objetivo
  4. La ubicación de la ferretería
  5. Cómo diferenciarte de la competencia
    1. Entonces ¿quién es tu competencia al momento de abrir una ferreteria?
  6. Cómo gestionar tu proyecto
  7. Cómo captar compradores al momento de poner una ferreteria
  8. Consejos para aumentar tus ventas en la ferretería
    1. Lista de productos para iniciar una ferretería
  9. Cuanto dinero se invierte en una ferretería
  10. Cuanto cuesta poner una ferreteria
  11. Modelos de ferreterías pequeñas

Como montar una ferretería

Seguramente, si esta idea de negocios te interesa, es probable que te preguntes ¿cómo comenzar con este emprendimiento?

A continuación voy a tratar de develar esta incógnita y explicarte paso a paso los puntos que debes definir desde el principio hasta el final para montar una ferretería.

 

Cómo montar una ferretería
ferreteria

 

Define los servicios y artículos que ofrecerás y la lista de materiales para abrir una ferretería

El primer paso si has tomado la decisión de poner una ferretería propia consiste en determinar el tipo de productos que vas a ofrecerle a las personas, ya que dependiendo de los objetos que ofrezcas, puede variar el público objetivo o la clientela con la que cuentes.

Una de las grandes ventajas de este tipo de comercio es que generalmente se suele ofrecer una gran variedad de objetos, muchos de los cuales resultan imprescindibles, por lo que deberás contar con ellos.

Por eso si te estás buscando alguna lista de materiales para abrir una ferretería, aquí te dejamos algunos de los artículos más importantes con los que debes contar son:

  • Grifería y accesorios para baños
  • Metalistería: sistemas para colgar cuadros, barras, interior de armarios, etc.
  • Herrajes para decoración, obra, antigüedades y muebles
  • Cerrajería para muebles y obras
  • Herrajes para colgar
  • Pernos
  • Bisagras
  • Herramientas eléctricas y manuales
  • Productos de bricolaje (orientados a la decoración y el bazar)
  • Ferretería en general: adhesivos, cables, electricidad, tornillos, tuercas, etc.

 

Quién es tu público objetivo

Otro aspecto a tener en cuenta reside en el conocimiento de tu segmento. Si sabes cómo son tus compradores y qué es lo que necesitan, sabrás exactamente qué es lo que tienes que ofrecerles para que se acerquen a tu comercio.

En los últimos años el sector se caracteriza por contar con clientes que se han profesionalizado. Esto ha llevado a que cada vez se demanden ferreterías más especializadas, de grandes dimensiones en las cuales el cliente puede acceder a los productos que quiere y autoservirse.

Dentro de los compradores con los que te encontrarás en tu emprendimiento vale la pena distinguir:

 

a. Por una cuestión de necesidad. Se trata de aquellos que acuden a tu local para realizar algún tipo de compra puntual a fin de solucionar algún problema en su hogar. Generalmente adquieren artículos para realizar instalaciones o arreglos sencillos  que terminan realizando por su propia cuenta.

b. Por Hobby. En este caso se trata de personas aficionadas al bricolaje en general. Este tipo de personas realizan compras continuas ya que hacen todo tipo de trabajos en el hogar.

c. Profesionales o empresas. En este caso, además de los particulares, podrás contar con clientes grandes como empresas o profesionales. Puede tratarse de empresas de jardinería, construcción o electricidad que acuden a tu tienda en búsqueda de artículos a buen precio y excelente servicio.

 

La ubicación de la ferretería

Al igual que en todo comercio, la zona donde ubiques tu local, estará íntimamente relacionada con los clientes a los que te diriges. En el caso de que vayas a iniciar una ferretería barrial, es decir, un negocio pequeño que básicamente tenga como objetivo trabajar con compradores ocasionales por cuestión de necesidad  o hobby, puedes escoger cualquier barrio de tu ciudad, incluso aquel en el que vives.

Lo ideal es que se encuentre en la zona comercial del barrio a fin de que cuentes con gran tránsito de personas, lo que te ayudará a incrementar las ventas de tu ferretería.

Negocio Destacado:Cómo montar una empresa de servicios de mudanzas

Por otro lado, si lo que apunta es a trabajar con profesionales o grandes empresas, lo que conviene es abrir una ferretería industrial, la cual contará con otro tipo de materiales, herramientas y productos orientados fundamentalmente al sector de la construcción o la electricidad.

 

Cómo diferenciarte de la competencia

Al igual que en todo proyecto, si has escogido un nicho de negocio rentable, es imposible que no cuentes con competencia. Si eres capaz de diferenciarte de la misma ofreciendo mayor cantidad de productos, mejor atención al cliente y amplia variedad de precios, sin dudas lograrás posicionarte dentro de tu nicho de mercado.

Además es importante que tengas en cuenta el punto anterior, ya que si sabes exactamente qué es lo que quiere tu público objetivo, estarás en condiciones de ofrecerle los artículos y precios acorde a sus demandas, por lo que tendrás la mitad del trabajo realizado.

Hoy en día, el público se ha especializado tanto, que un negocio de ferretería abarca además otros rubros como el bazar, la decoración y el bricolage sólo por mencionar algunos.

 

Entonces ¿quién es tu competencia al momento de abrir una ferreteria?

Entre sus principales competidores a la hora de abrir una ferreteria te encontrarás con:

a.  Los grandes almacenes. Este tipo de tiendas suelen ubicarse en el centro comercial de las grandes ciudades y se caracterizan por ofrecer una gran variedad de productos y una buena atención al comprador. En estos casos, el éxito de este negocio depende del asesoramiento y la atención proporcionada aunque carecen de componentes electrónicos y productos especializados.

b. Autoservicio. Se trata de comercios de enormes dimensiones que se especializan dentro del sector del bricolaje. Estos grandes comercios suelen encontrarse en las afueras de las ciudades o en polígonos industriales y suelen incluir restaurantes, cafeterías, parque de juegos para niños, etc.

c. Ferreterías de barrio o tradicionales. Estos serían los principales competidores y se trata de establecimientos que siguen teniendo ventajas sobre el resto de la competencia debido a la atención al consumidor y la cercanía que tienen a los consumidores.

Visita todos estos lugares, toma nota del tipo de servicios que ofrecen, ¿cuál es su calidad de atención al cliente? ¿Has encontrado el artículo que estabas buscando? ¿Qué tipo de asesoramiento has recibido? ¿Qué hay de los precios?

 

Cómo gestionar tu proyecto

En este caso, al tratarse de un local pequeño, no es necesario que cuentes con una gran cantidad de personal para gestionarlo.

No obstante, en caso de que no tengas conocimientos suficientes con este nicho de mercado, lo ideal es que cuentes con el asesoramiento de una persona con experiencia previa dentro de este ramo de negocios a fin de poder brindarle a los consumidores atención de primerísima calidad.

En el caso de que decidas contratar a alguien para atender al público, tu objetivo será fundamentalmente administrar la empresa, realizar las compras, la facturación, atender reclamos o devoluciones, etc.

 

Cómo captar compradores al momento de poner una ferreteria

La zona geográfica en la que se encuentre está íntimamente relacionada con el tipo de público al que te diriges. Una de las grandes ventajas de empezar una ferretería es que no necesitas contar con un espacio físico demasiado amplio. Generalmente, se establece como una superficie mínima la cantidad de 150 m² que pueden dividirse en dos partes:

a. Venta al público. Esta superficie contará con aproximadamente 90 m² y aquí exhibirás los bienes más importantes o de mayor rotación que comercialices y se realizará la atención al cliente.

b. Zona de almacenaje y oficina. Esta zona estará destinada a tareas como almacenamiento, oficina y aseo. La cantidad mínima que se estima para este espacio es de unos 60 m².

 

Consejos para aumentar tus ventas en la ferretería

Una vez que hayas montado tu local comienza la etapa más difícil y quizás, la más importante: las ventas.

En esta etapa la captación de nuevos clientes es fundamental para darte a conocer.

Negocio Destacado:Cómo instalar un Taller mecánico

Por fortuna cuentas con muchas alternativas para promocionar y no es necesario que inviertas demasiado capital en publicidad para conseguir tu público objetivo.

A continuación voy a compartir contigo algunos consejos que te ayudarán a incrementar tus ventas y captar nuevos clientes:

 

La importancia de la imagen. El escaparate es quizás uno de los aspectos más importantes de todo negocio, es por ello que en las vitrinas de exhibición te recomiendo que coloques todo el surtido que se encuentra a disposición del cliente de una manera cómoda. Tu local además deberá reflejar una imagen moderna y permitir que en el interior los consumidores puedan transitar con comodidad.

La calidad de la atención. Es importante que tanto tú como el personal con el que cuentes le transmitan a tus compradores profesionalidad en todo momento. Ellos deben sentir que es asesorado, atendido y aconsejado por un experto.

Las promociones especiales. Para fechas determinadas como día del padre, Navidad, día de la madre, etc. puedes realizar promociones especiales con aquellos artículos de mayor rotación. Las ofertas son una excelente estrategia de marketing para incentivar las ventas.

Publicidad. En el caso de que cuentes con presupuesto para invertir en publicidad, puedes repartir volantes en las zonas aledañas a tu establecimiento. Otra excelente estrategia consiste en inscribirte en páginas amarillas, revistas publicitarias barriales, guías de servicios, etc.

Tu sitio web. Hacer buen uso de las nuevas tecnologías es una excelente idea para aumentar tus ventas. Contar con un sitio web es mucho más asequible de lo que creen muchas personas y te ayudará a dar a conocer tu emprendimiento a un mayor número de personas.

Lista de productos para iniciar una ferretería

Lista de productos para iniciar una ferretería:

  • Herramientas manuales (martillos, destornilladores, llaves, alicates, etc.)
  • Herramientas eléctricas (taladros, sierras, lijadoras, etc.)
  • Materiales de construcción (ladrillos, cemento, arena, etc.)
  • Tornillería y fijaciones (tornillos, clavos, tuercas, etc.)
  • Pinturas y productos para acabados (brochas, rodillos, masilla, etc.)
  • Equipos de protección personal (cascos, guantes, gafas, etc.)
  • Cerrajería y seguridad (cerraduras, candados, alarmas, etc.)
  • Fontanería y saneamiento (tuberías, grifos, inodoros, etc.)
  • Electricidad (cables, interruptores, enchufes, etc.)
  • Jardinería y herramientas agrícolas (rastrillos, tijeras de podar, mangueras, etc.)

Cuanto dinero se invierte en una ferretería

Montar una ferretería puede ser una excelente oportunidad de negocio, pero es importante tener en cuenta cuánto dinero se debe invertir en este tipo de emprendimiento. La cantidad de dinero necesaria para abrir una ferretería puede variar dependiendo de varios factores, como el tamaño del local, la ubicación y el stock inicial de productos.

En promedio, se estima que la inversión inicial para montar una ferretería puede oscilar entre los 50.000 y los 100.000 dólares. Este monto incluye el alquiler o compra del local, la compra de mobiliario y estanterías, así como la adquisición de herramientas y materiales de construcción para el stock inicial.

Otro aspecto importante a considerar es el costo de los productos. Una ferretería debe contar con una amplia variedad de productos para satisfacer las necesidades de sus clientes, desde herramientas manuales hasta materiales de construcción. Además, es necesario tener en cuenta que algunos productos, como las herramientas eléctricas, pueden tener un precio más elevado.

Además de la inversión inicial, es necesario tener en cuenta los gastos operativos que conlleva mantener una ferretería en funcionamiento. Estos gastos incluyen el pago de salarios para el personal, el costo de los servicios básicos como electricidad y agua, así como los gastos de publicidad y promoción.

Si bien montar una ferretería requiere de una inversión considerable, es importante tener en cuenta que este tipo de negocios suelen ser rentables a largo plazo. El sector de la construcción y el bricolaje es uno que siempre está en demanda, por lo que si se realiza una buena gestión y se ofrece un buen servicio al cliente, es posible obtener buenos resultados económicos.

Cuanto cuesta poner una ferreteria

Montar una ferretería puede ser una excelente oportunidad de negocio, pero es importante tener en cuenta los costos asociados antes de embarcarse en esta aventura empresarial. El primer factor a considerar es el local comercial donde se ubicará la ferretería. El alquiler o la compra de un espacio adecuado puede representar una inversión significativa, dependiendo de la ubicación y el tamaño del local.

Otro aspecto a tener en cuenta es el inventario de productos necesarios para una ferretería. Desde herramientas básicas como martillos y destornilladores, hasta materiales de construcción como cemento y tuberías, es esencial contar con un stock variado y de calidad. Esto implica una inversión inicial importante, ya que se deben adquirir productos en cantidad suficiente para satisfacer la demanda de los clientes.

Además de los productos, es necesario tener en cuenta los costos de los equipos y mobiliario necesarios para el funcionamiento de la ferretería. Estanterías, mostradores, cajas registradoras, sistemas de seguridad y computadoras son algunas de las herramientas indispensables para el correcto funcionamiento del negocio. Estos elementos pueden suponer un desembolso significativo, especialmente si se busca contar con equipos modernos y de calidad.

Por último, pero no menos importante, es fundamental considerar los gastos operativos y de personal. La electricidad, el agua, el gas y otros servicios básicos, así como los sueldos y beneficios de los empleados, deben ser tenidos en cuenta a la hora de calcular los costos totales de una ferretería. Estos gastos recurrentes pueden sumar una cantidad considerable a lo largo del tiempo.

En resumen, montar una ferretería conlleva diversos costos que deben ser tenidos en cuenta. Desde el alquiler o compra del local, pasando por el inventario de productos, los equipos y mobiliario necesarios, hasta los gastos operativos y de personal, todos estos aspectos deben ser considerados para tener una idea clara de cuánto cuesta poner en marcha una ferretería.

Modelos de ferreterías pequeñas

Existen diferentes modelos de ferreterías pequeñas que pueden adaptarse a las necesidades y presupuesto de cada emprendedor. El modelo tradicional se basa en una tienda física con un surtido amplio de productos de ferretería, donde los clientes pueden acudir y encontrar todo lo que necesitan en un solo lugar. Este modelo es ideal para aquellos que buscan establecer una presencia local y ofrecer un servicio personalizado.

Otro modelo que ha ganado popularidad en los últimos años es la ferretería en línea. Este tipo de negocio se enfoca en la venta de productos a través de una tienda virtual, permitiendo a los clientes realizar compras desde la comodidad de sus hogares. Además, puede ofrecer envío a domicilio, lo que amplía su alcance geográfico y le brinda la oportunidad de competir en un mercado más amplio.

Los modelos de franquicias también son una opción a considerar para aquellos que desean emprender en el sector de ferretería. Las franquicias ofrecen el respaldo de una marca reconocida y proveen un modelo de negocio probado, lo que reduce los riesgos y aumenta las posibilidades de éxito. Además, suelen contar con el apoyo y la capacitación necesaria para la gestión del negocio.

Negocio Destacado:Cómo montar una tienda de muebles de oficina

Un modelo de ferretería pequeña que ha ganado popularidad entre los emprendedores es la ferretería especializada. Este tipo de negocio se enfoca en un nicho específico, como la venta de herramientas para la jardinería, materiales de construcción ecológicos o productos para el hogar. Al especializarse en un área concreta, estas ferreterías pueden ofrecer una atención más personalizada y un surtido más especializado, atrayendo a un público objetivo más específico.

Por último, otro modelo que ha experimentado un crecimiento significativo es la ferretería de barrio. Estas ferreterías se caracterizan por ser pequeñas y estar ubicadas en zonas residenciales o barrios, donde se establece una relación cercana con los vecinos y se convierten en una referencia para la comunidad. Este tipo de negocio suele ofrecer un surtido básico de productos de ferretería, pero destaca por su cercanía y atención personalizada.

4.8/5 - (64 votos)

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Como montar una ferretería puedes visitar la categoría Ideas de Negocios.

Subir