Estudias para ser un empleado?


empleadoHace unos años atrás la gente y sobre todo nuestros padres debían tomar decisiones sobre obtener estudios profesionales o trabajar. La sociedad se dividía en los que habían conseguido estudiar y contaban con buenos ingresos y los que la luchaban día a día con un futuro incierto. No se discute que tener estudios profesionales ayuda a una persona a desarrollar su mente pero es importante analizar para que uno desea estudiar.

Si analizamos el caso de las llamadas “grandes empresas” muchas de ellas cada vez requieren menos personal debido a la evolución de las soluciones informáticas y el avance de la tecnología que reemplaza la mano de obra, esto es inevitable y déjenme que les señale 2 malas noticias, la primera de ella es que si están estudiando en una universidad, cuando se reciban no tendrán trabajo y la segunda es que si tienen trabajo no les pagarán lo que se merecen o no estará directamente relacionado con todo lo que estudiaron y esto no lo digo yo sino que es de conocimiento público y ya está sucediendo. No se dejen engañar, sobre todo en las grandes oficinas (si, como por ejemplo las de la gran G) ahora que tienen la costumbre de ofrecer un ambiente agradable, refrescos, snack, sala de relax, sala de juegos. No es acaso gracioso? Primero nos encierran en una oficina y después nos ponen una ruedita que gira para que nos distraigamos, eso me recuerda a algo.. si, a un hámster. Ahora me pregunto, yo cuanto valor estaremos generando en estas empresas para que nos brinden esas “comodidades” y quiten nuestro valioso tiempo?

Entonces como primera cuestión es fundamental plantearse porque uno estudia y si está estudiando para trabajar para otro y entregarle los mejores años de su vida o si prefieren obtener libertad financiera utilizando sus talentos para uno mismo y perseguir sus sueños.

Volviendo al comienzo de este artículo donde dije como se dividía principalmente la sociedad en la era industrial, ahora veamos un poco la actualidad. En el presente tenemos muchos profesionales, sobre todo de las carreras tradicionales como abogados, contadores, médicos, arquitecto, psicólogos, etc. pero el punto es que la “profesionalización” no da respuestas a los problemas financieros de las personas. En la era informática en que vivimos la sociedad se está dividiendo entre los que trabajan activamente como empleados (ya sea profesionales, oficios  y el resto) y los que trabajan como auto-empleados desde cualquier parte del mundo. Esto significa que las empresas cada vez requieren menos personal, y muchas de las tareas que antes se hacían desde una oficina, ahora se terciarizan o subcontratan a personas que directamente trabajan desde cualquier parte del mundo. Un diseñador gráfico antes debía estar presente en la empresa, ahora los que hacen diseño independiente y como “freelance” ganan mucho más de los que son empleados y las posibilidades de estos son infinitas ya que pueden escalar su negocio. Esto significa que en los tiempos exponenciales en que vivimos, la linealidad de un empleo no basta y es necesario poder ser escalables.

Los auto-empleados también somos los que hacemos negocios rentables por internet, por la sencilla razón de que trabajamos para nosotros administrando nuestro propio tiempo, no dependemos de nadie para cobrar, no cumplimos horarios ni tenemos responsabilidades con un jefe. Esto no quita que puedas ser profesional y aplicar lo que sabes para ofrecer un buen servicio pero no necesariamente como un empleado. Así que te dejo que reflexiones y te replantees tu situación y no valla ser que te pase como a mí que tantos años estudié contabilidad pensando que ser un contador iva a solucionar mis problemas financieros y de tiempo. Saludos!

Estudias para ser un empleado?
Valore éste artículo



Los lectores llegaron a este artículo buscando:

¡Comparte este artículo!

Leave a Reply