Problemas de pedir prestado

Cuando hay dificultades económicas y circunstancias imprevistas, siempre se necesita realizar gastos adicionales y  por lo general, se tienen que buscar fuentes extraordinarias de cualquier lado. Por ello, una cosa es poder conseguir el capital, lo cual es una tarea siempre difícil,  pero muchas veces es más complicado tener que devolver el préstamo solicitado en poco tiempo.

Es decir, siempre es problema tener que devolver lo prestado, sobre todo si es proveniente de bancos, financieras o prestamistas.

¿Por qué el prestamo puede ser un problema? Por la sencilla razón de que por lo general, no se paga sólo el capital prestado, sino que muchas veces se tiene que pagar una tasa adicional, la cual es llamada tasa de interés por los bancos o comisión por los prestamistas. Este recargo al dinero, puede ir desde el 3,4% hasta un 50%, dependiendo de quién sea el prestamista del dinero, lo cual  encarece evidentemente el conseguir el capital, haciéndolo una pesada carga para ser pagado.

 

Un segundo problema de conseguir fondos rapido, es que este puede venir de fuentes ilegales, como lavado de dinero, tráfico, contrabando, las cuales por lo general, no son bien vistas por las autoridades financieras y policiales. Cuando se es sorprendido con este dinero urgente y no puede ser justificado por el sujeto, se corre el riesgo cierto de poder ser sancionado. Las sanciones por el prestamo conseguido de una manera no legal, puede ir desde las sanciones económicas como multas hasta las de presidio, las cuales van desde un grado mínimo hasta un grado mediano en la cárcel.

 

Una tercera dificultad de recibir fondos, son los plazos para tener que pagarlo.  En muchas ocasiones, las condiciones de pago que entregan las entidades o sujetos prestamistas son leoninas, sobre todo en los plazos para ser cancelada la deuda. Esto hace que el capital pueda generar una deuda a largo plazo, ya que como se mencionaba anteriormente, no sólo hay que pagar el monto solicitado sino que también los intereses que conlleva dicho importe.

 

Una cuarta dificultad para pagar lo solicitado, es quedar como moroso o deudor, cortando la posibilidad de poder obtener otros préstamos en circunstancias económicas complicadas a futuro. Este escenario solamente es válido sobre todo si se negocia obtenerlo con las entidades bancarias o financieras. En el caso de que se decida no pagar el monto prestado, el deudor puede ser acreedor de sanciones que en la práctica puede significar el corte de cualquier ayuda, al entrar este en algo parecido a una lista negra comercial y bancaria, impidiendo postular o obtener otro préstamo o cualquier transacción bancaria en el sistema financiero formal.

 

Como puede verse, hay muchas dificultades que contrae el poder recibir prestamos rapido. Para evitar de que este pedido pueda convertirse en un problema insostenible, quien quiera solicitar un dinero urgente, debe tener en cuenta sus dificultades como los riesgos que acarrea conseguirlo de manera ilegal como de no pagarlo.

Los lectores llegaron a este artículo buscando:

¡Comparte este artículo!