Las empresas están a la caza de estos talentos

¿Cuáles son actualmente los puestos laborales que más complicado resulta cubrir para muchas compañías exitosas? (haciendo referencia siempre a los empleados verdaderamente cualificados para el puesto):

  1. Trabajo manual calificado.
  2. Ingeniería.
  3. Técnicos especializados.
  4. Personal comercial.
  5. Contadores y financistas.
  6. Dirigentes.
  7. Directores comerciales.
  8. Perfiles relacionados con las nuevas tecnologías.
  9. Secretarios y personal para administración.
  10. Choferes.

Ahora bien, veamos una serie de motivos que explican por qué el hueco de esos empleos es tan difícil de rellenar. La lista fue extraída de un gráfico que ordenaba porcentajes de los años 2013 y 2014:

  1. Falta de habilidades específicas (técnicas)
  2. Pocos candidatos para evaluar.
  3. Poca experiencia.
  4. Exigencia de salario mayor que el ofrecido.
  5. Dificultad por la localización geográfica.
  6. Mala imagen pública de la profesión.
  7. Pocos candidatos part-time y para empleos temporales.
  8. Miedo a cambiar de puesto ante la incertidumbre económica.
  9. Mala imagen empresarial.
  10. Aspirantes sobre-cualificados.

De acuerdo con los analistas, actualmente existe un fuerte desequilibrio entre demanda y oferta en el campo laboral, puesto que hay demasiados desempleados y a la vez, una fuerte ausencia de los talentos necesarios. La abundancia de ciertas ofertas de trabajo surgió después de una leve mejora económica en el escenario global, y la falta de habilidades comenzó a notarse luego de las revoluciones tecnológicas y los cambios de orientación en las compañías. Uno de ellos fue la necesidad de hacer “más con menos”, optimizando los recursos para lograr resultados. En palabras simples, el número de puestos disponibles disminuyó para recortar los gastos en personal, sin que esto disminuyera el ratio de actividad. La estructura de las compañías apunta a ser cada vez más productiva.

 

Lamentablemente las capacidades que en el pasado eran consideradas fundamentales para cubrir las demandas de los dirigentes, hoy resultan anticuadas. Hay cada vez una mayor distancia entre las habilidades requeridas por los empleadores y la escasez de trabajadores cualificados a nivel mundial. Por otra parte, este panorama podría abrir nuevas oportunidades de formación: quienes no encuentran un puesto de trabajo podrían aprender más herramientas específicas, volviéndose “deseables” para los agentes de recursos humanos.

 

Esta área empresarial ha sufrido fuertes cambios en los últimos años, y los analistas esperan que termine de reestructurarse para saber cazar nuevos talentos dentro del abanico de la oferta laboral.

¡Comparte este artículo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *