Dinero Urgente

Cuando se encuentra en la búsqueda de fondos ya sea para afrontar algún desequilibro financiero o algún caso de emergencia como accidentes, enfermedades u oportunidades inmediatas es importante conocer las diferentes fuentes donde recurrir para conseguir ese dinero de forma urgente.

Por medio de préstamos de amigos o familiares

La manera más sencilla de conseguir fondos es pidiendo prestado a amigos y familiares, la ventaja es que el interés que nos cobran suele ser menor o en algunos casos nulo, otra de las ventajas es que el capital se adquiere fuera del sistema bancario por lo que nos ahorramos papelerío y requisitos que nos suelen pedir. La desventaja de pedir a conocidos es el riesgo de afectar la amistad en caso de no cumplir en el tiempo prometido la devolución del capital. Aun así siempre considere esta alternativa.

 

Mediante empeño y venta de artículos de poca necesidad

Una gran alternativa para conseguir capital rápidamente es empeñar objetos de valor y de poca necesidad en casas que reciben estos objetos a cambio de entregarle dinero en metálico. También considere vender por avisos en diarios y revistas o por internet artículos de poca necesidad o poco uso que encuentre en su casa, por ejemplo artículos electrónicos como LCD, consolas de videojuegos, lavavajillas, piezas de arte o de colección, etc. Si usted siente mucha urgencia pida ayuda a amigos o familiares para que lo ayuden a vender a buen precio para evitar que la ansiedad lo lleve a vender a bajo precio los artículos.

 

Préstamos bancarios o de instituciones financieras

Debido a las circunstancias, a veces se hace necesario solicitar un préstamo para poder obtener algún ingreso, ya sea para pagar deudas o afrontar un imprevisto de último minuto. ¿Pero por qué  se debe solicitar un crédito? Simplemente por es una de las pocas alternativas viables de conseguirlo en poco tiempo, sin tener que recurrir a prestamistas fuera del sistema bancario. Pero no es tan sencillo obtener uno.

Para poder lograr sacar ese crédito que nos otorgue de manera expedita el capital urgente solicitado, por lo general, se deben cumplir toda una serie de requisitos previos.

Por lo general, a quienes quieran adjudicarse un préstamo de una entidad financiera formal, primeramente se le solicitan ciertos requisitos que tienen que ver con la capacidad de pago y riqueza acumulada de quien lo suscribe, es decir, que pueda demostrar que el capital solicitado pueda ser pagado sin mayores complicaciones ni contratiempos.

Al solicitante siempre se le piden recibos de sueldo del titular o en su defecto, facturas emitidas en el caso de que sea un trabajador autónomo, junto con demostrar que se posee una apreciable capacidad de consumo, para ello, se le pide poseer tarjetas de crédito y buenos informes financieros.

En caso de que el monto que se solicita sea de una cantidad apreciable, se recomienda que presenten propiedades a su nombre, ya que esto ayudará para que el capital pueda ser adjudicado.

Muchas veces, con tal de ampliar su cartera de clientes y ganar una comisión por cada cliente que quiere conseguir sus fondos a través de un crédito, los ejecutivos de cuentas de las financieras o bancos, relajan las condiciones para aprobar los préstamos de dinero, acarreando un riesgo.

Este riesgo es doble, tanto para quien quiere conseguir su prestamo como para el banco, ya que en el caso del cliente, verá muy difícil poder afrontar el pago dado que no cumple con los requisitos crediticios y para el banco, que verá muy complicado poder recuperar su préstamo tanto a corto o mediano plazo.

Tenga siempre en cuenta que la tasa de interés de los créditos bancarios siempre suele ser una de las mayores del mercado financiero.

Otro inconveniente vinculado para pedir dinero urgente al banco, es el hecho de que, por lo general, los bancos buscan amarrar al cliente con productos adicionales, como cuentas corrientes, chequeras y tarjetas de crédito, con el fin de que el cliente tenga una dependencia mayor y cada vez más creciente con el banco.

Esto significa en la práctica, que para poder obtener el capital, sea exponencialmente más caro que lo solicitado cuando se solicitó el préstamo a la entidad financiera en un primer momento.

Finalmente, solicitar un crédito bancario para obtener rápidamente fondos, es una arma de doble filo para quien lo pide. Pese a que puede sacar a quien lo solicita de una emergencia, si no se sabe manejarlo puede ser el comienzo de una larga y tortuosa relación con el banco que le otorga dicho dinero urgente.

Es por eso que un crédito debe ser meditado y pensado para prever escenarios complejos a futuro.

¡Comparte este artículo!