Cómo instalar un Taller mecánico

taller mecanicoSi estás considerando la posibilidad de comenzar un nuevo emprendimiento por tu cuenta y te encuentras ante la búsqueda de una idea de emprendimiento rentable, una excelente alternativa reside en montar un negocio minorista como es el caso del taller mecánico, el cual estará dedicado a la reparación de todo tipo de vehículos.

Si bien para emprender este negocio deberás contar con cierto capital a invertir, no es necesario que cuentes con experiencia anterior en este sector, no obstante, saber sobre esta temática te ayudará a comprender perfectamente cómo funciona el comercio, qué tipo de servicios debes ofrecer, cuáles son las tarifas que debes manejar y con qué tipo de personal debes contar para ofrecer un servicio de excelencia que te permita hacer de tu negocio una grata experiencia y obtener ingresos en poco tiempo.

A continuación quiero compartir contigo una serie de recomendaciones y consejos que debes tener en cuenta. De modo que si estás considerando realizar esta inversión, te recomiendo que leas en detalle la información que voy a compartir contigo.

 

1. Determina el tipo de servicios que vas a ofrecer

Esto es muy importante ya que existen muchos mecánicos que se especializan en determinados servicios como por ejemplo: chapería y pintura, motor, talleres mecánicos que se especializan en determinadas marcas o coches importados, reparación de vehículos que se especializan en camiones, camionetas, vans, etc.

 

Te recomiendo que primero definas qué vas a ofrecer y en que va a especializarse particularmente.

 

Entre las tareas básicas puedes escoger entre todas o algunas de estas sugerencias:

 

  • motores de diesel y gasolina.
  • cajas de cambio, embrague y transmisiones.
  • sistema de climatización y aire acondicionado.
  • sistemas de encendido, carburación, alimentación y sistemas de inyección.
  • Diagnóstico, verificación y reparación de frenos, suspensión y sistemas de dirección.

 

Éstas son las tareas básicas que ofrecen la mayoría de los talleres que se dedican a vehículos, de modo que puedes escoger entre todas ellas o especializarst en alguna en particular dependiendo de tus conocimientos o de las habilidades y experiencia del personal que contrates para trabajar en tu emprendimiento.

 

2. Información básica que debes proporcionarle a tus clientes.

 

Otro punto a tener en cuenta es que todo taller tiene como obligación ofrecerle al público determinado tipo de información, a fin de que el mismo sepa desde el principio las tarifas de tus servicios y el modo de operar.

 

Es por ello que debes tener en cuenta cuestiones como:

 

  • Tarifa por hora de trabajo
  • Derecho de los clientes a obtener un presupuesto por escrito con el valor de las reparaciones o servicios que necesite (el presupuesto suele tener una validez de 12 días hábiles)
  • Garantía por los arreglos realizados

 

De este modo, el cliente estará al tanto de todos los detalles y pormenores de los servicios que tú prestarás antes de realizar cualquier tipo de reparación. Si tu cliente acepta tu presupuesto, se puede comenzar, de lo contrario, deberás devolver el coche en las mismas condiciones en las que te fue entregado.

 

Otra cuestión a tener en cuenta es que en el caso de que se haya iniciado un arreglo y se encuentren nuevos desperfectos que estaban fuera del presupuesto, tienes la obligación de comunicárselo a tu cliente, informándole también el importe de dicha reparación.

 

Cuando el cliente deja su vehículo en el taller, deberás darle al mismo una constancia del depósito del coche. En el caso que le hayas pasado un presupuesto a tu cliente y el mismo ha sido firmado tanto por el usuario como por el taller mecánico, este documento es válido como comprobante del depósito del vehículo.

 

En el caso de que el cliente cambie de opinión y no desee reparar el coche, puede retirar su vehículo en cualquier momento pero deberá abonar al taller mecánico el dinero proporcional a los trabajos que se hayan realizado hasta el momento.

 

Algunas recomendaciones

En el caso de que debas utilizar repuestos, los mismos, en lo posible, deben ser nuevos y adaptarse al modelo del coche en cuestión. En caso de que utilices repuestos usados o repuestos que pertenecen a otro modelo de vehículo pero se adaptan al coche que debes reparar, podrás utilizarlos siempre y cuando el cliente esté de acuerdo.

Todo mecánico tiene la obligación de entregarle a los clientes todos los accesorios, elementos o piezas que hayan sido reparados o sustituidos, así como también tu cliente tiene derecho a saber el precio y el origen de los repuestos que has utilizado en los arreglos.

Cuando hayas finalizado el arreglo, tiene obligación de entregar al cliente la factura correctamente escrita, sellada y firmada en la que deberás detallar cada una de las piezas que se han reparado, la cantidad de horas que ha llevado el trabajo, el importe de cada reparación y repuesto así como también, cualquier costo adicional que haya surgido.

Una vez que le hayas entregado a tu cliente el vehículo, comenzará el período de garantía, la cual será válida por el tiempo que especificas, siempre y cuando el coche no sea reparado o manipulado por otras personas o talleres mecánicos.

 

3. Ubicación

El lugar donde montarás tu taller es crucial para determinar el tipo de clientela con el que contarás. De hecho, no es lo mismo tener un comercio dedicado a la reparación de vehículos en una zona urbana a tenerlo en un punto específico en la ruta o en las afueras de la ciudad.

Todo depende del tipo de público al que te dirijas y al tipo de servicios que vas a ofrecer. Por ejemplo, si tu público objetivo son personas de paso que necesitan arreglos sencillas, básicas y rápidas, una buena idea es montar tu emprendimiento en la ruta o en las afueras de la ciudad.

Por otro lado, si vas a ofrecer servicios específicos, cuyas reparaciones llevan tiempo, lo ideal es que montes tu establecimiento en una zona urbana.

En ambos casos, escoge un punto donde circulen personas y vehículos en abundancia. En el caso de que tú taller mecánico se encuentre en la carretera, busca una zona transitada, cerca de algún pueblo, ciudad, atractivo turístico, etc.

En el caso de que montes tu emprendimiento dentro de la ciudad ten en cuenta la competencia, existen muchas zonas donde abundan los talleres mecánicos y aquí, al haber tanta oferta, el que mayores posibilidades tiene de obtener clientes es el que ofrece proporcionalmente la mejor calidad de servicios y mejores precios.

4. Cuál es tu público objetivo

Cómo te mencioné en el apartado anterior, el público objetivo generalmente está íntimamente relacionado con el sitio en el que se encuentra tu taller. De seguro, un local que se encuentra en la carretera, no tendrá la misma clientela que uno que se encuentra en el medio de la ciudad. No obstante, en este último caso, lo que varían son los servicios que se demandan, los cuales pueden ir desde reparación mecánica hasta mantenimiento.

En el caso de que tu taller se encuentre en una zona urbana, ten en cuenta que tu público objetivo será muy variado por lo que puedes clasificarlo en:

 

a. Particulares. Clientes quienes por cercanía o recomendación se acercan solicitando mecánica o mantenimiento de su coche.

b. Los grandes clientes. Se trata de empresas que suelen demandar los talleres mecánicos para flotas de vehículos que utilizan para llevar a cabo su actividad o distribuir productos. Puede tratarse de empresas comerciales, empresas de transportes, distribuidoras, etc.

c. Empresas de seguros. En este caso se trata de aseguradoras que establecen un vínculo con los talleres mecánicos y derivan allí a las personas aseguradas. Este tipo de clientes puede ampliar increíblemente tu clientela.

 

5. Cómo captar nuevos clientes

La mejor manera de captar público objetivo o nuevos clientes reside en ofrecer un servicio de excelencia y calidad donde equipares tanto los prestados como el precio de los mismos. No hay nada mejor que las recomendaciones de tus propios clientes, no olvides que los mismos cada vez son más exigentes en cuanto a la garantía y calidad del servicio prestado.

Es fundamental que conozcas en todo momento qué es lo que quieres y necesita tu público objetivo. Si sabes con certeza cuáles son sus necesidades y demandas, sabrás exactamente qué tipo de servicios ofrecerles y; si quieres mejorar aún más este aspecto, no dejes de cotejar lo que prestas con los de la competencia.

La mejor manera para mejorar lo que ofrece la competencia es acudir a talleres similares al tuyo o aledaños y averiguar cuáles son sus tarifas, cuál es la calidad del que prestan, cuál es el nivel de satisfacción de sus clientes, etc.

Toma nota de todo ello y detecta cuáles son sus puntos débiles a fin de poder mejorarlos.

 

6. El equipo de trabajo

Generalmente, los talleres mecánicos están conformados por un grupo de un mínimo de tres a cuatro personas las cuales deben ser capaces de desempeñar los servicios prestados por tu negocio como así también deberá haber alguien que se encargue de la gestión de stock y de administrar el taller.

 

Entre tu personal deberás contar con:

a. Mecánico. La función principal del mecánico es diagnosticar, reparar y verificar todo tipo de vehículos.

 b. Técnico electrónico de vehículos. La función del mismo será diagnosticar y reparar todo tipo de fallas y averías que pueden producirse en los circuitos electrónicos de los vehículos, así como también realizar el mantenimiento de estos sistemas.

c. Mecánico de equipos de inyección y motores. En este caso su función será reparar distintos tipos de motores, tanto los de diesel como los de gasolina, así como también los equipos de inyección y encendido.

d. Especialista en suspensión y dirección. Este tipo de mecánico se ocupará de reparar y mantener la caja de cambios, dirección, suspensión y frenos de los vehículos.

e.  Administrativo. Finalmente, deberás contar con una persona idónea que se ocupe de manejar la contabilidad del negocio. Las tareas comprenden facturación, establecer los precios de los servicios, realizar compras, etc. Si se trata de un negocio pequeño, en un principio tú puedes ocuparte de esta tarea.

 

5. La publicidad

Con respecto a la publicidad y promoción, es importante que sepas que este tipo de emprendimientos no realizan demasiada publicidad con el fin de darse a conocer. Sin embargo, en este caso, para dar a conocer tu negocio lo que puedes hacer es anunciarte en guías informativas, páginas amarillas y medios locales como radio o transmisoras de televisión públicas.

La mejor publicidad y promoción que tendrás en tu comercio será el boca a boca de tus clientes, recuerda que si ellos reciben una atención de calidad y precios accesibles, no dudarán en recomendar tu negocio a sus conocidos y allegados.

¡Comparte este artículo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *