Como iniciar un negocio de fotografía

fotografoHe descubierto cómo un hobby puede ayudarme a ganar un ingreso extra, sin emplear esfuerzos  sino por el contrario haciendo una actividad como la fotografía que me da placer.

Cuando compré cámara fotográfica digital y comencé a armar archivos en la computadora creí que había encontrado un pasatiempo, acudía a reuniones con amigos, recopilaba imágenes que ampliaba en la pantalla y hacía circular por correos electrónicos de quienes estaban retratados.

Jamás se me ocurrió que se convertiría en mi salvación, pero hoy puedo asegurar que realmente es mi salvación a tal punto que organizo la actividad y genero mi sitio en Internet

En primer lugar hay que tener cámara digital no necesariamente profesional, de esas que se consiguen a precios accesibles e inclusive en cuotas, que en el momento que está pensado “necesito dinero” le parecerá un artículo de lujo. Sin embargo, cuando obtenga beneficios no le resultará en vano la inversión y la recuperará rápido.

Con un número importante de fotografías en su poder, retoque lo necesario y clasifíquelas en temas: ocio, autos, niños, paseos, música, familia o el rótulo que le parezca apropiado. Observe si tiene encuadre y luz adecuados, no olvide que si su propósito es encontrar una posible solución a su reiterada frase “quiero un trabajo” tiene que esmerarse por captar la atención de otros y mostrar arte.

Organizada su selección temática, busque en Internet sitios donde comercializarlas.

Hay Web interesadas en comprar buenas fotos, le conviene evaluar el diseño de la página, archivos, comisiones que pagan y no olvide leer términos y condiciones que en general se ponen al pie de la página en letra chica. Antes de cargar fotos haga un estudio del material que se expone y lea comentarios de quienes operan allí, no sea cosa que por querer darle un corte a esa frase latiguillo que le persigue hace días de “necesito dinero urgente” luego se sienta frustrado en sus aspiraciones.

No es fácil saber que busco un trabajo nuevo y que voy a encontrar solución sin invertir, suponiendo que dispone de cámara no necesariamente súper tecnológica. En materia de creatividad no hace falta usar herramientas caras, aunque si se tienen se lograrán mayor definición, efectos especiales y almacenar un número elevado de tomas. De todas maneras tanto con una camarita de bolsillo como con una profesional es necesario centrarse en el enfoque, a veces con arrodillarnos o treparnos donde sea para privilegiar la visión logramos resultados increíbles.

La fotografía es como una cita, una máxima o un proverbio, dijo la escritora norteamericana Susan Sontag. Me valgo de esa premisa para atrapar la atmósfera que se respira en las calles o la vida que me rodea, para lo cual acostumbro transitar con el equipo a cuestas. Siento que me falta algo si salgo sin cámara, más allá que acuda a mi auxilio cuando necesito dinero urgente me encanta detener instantes y recuperarlos luego.

En los ratos libres armo mi fotoblog, que en el futuro me proveerá un flujo de fondos. Si le gusta la fotografía empiece a elaborar su negocio!

¡Comparte este artículo!