9 medidas para ahorrar dinero

  1. Dejar el gimnasio: esto no significa que te estamos aconsejando no hacer deporte. Dile adiós a la cuota mensual del gimnasio y cambia por una actividad gratuita, como correr, caminar, hacer aeróbicos en los espacios de deporte abierto de tu ciudad, aprovechar las pistas de salud de los parques públicos o hacer gimnasia en casa.
  2. Cambiar a marcas más baratas: en algunos productos puedes darte el lujo de elegir marca, por ejemplo, en los de cuidado personal. Pero en otros no afectará mucho tu nivel de vida el optar por una marca más barata (alimentos no perecederos, papel higiénico, tinta para impresoras, etc.)
  3. Bañar a las mascotas en casa: el cuidado imprescindible son las vacunas o medicamentos en el veterinario, y en eso no se puede escatimar. Sin embargo, puedes bañar y pasear tú mismo a tu perro o gato para evitarte más gastos.
  4. Cocinar más: actualmente miles de familias se ven en aprietos porque gastan muchísimo dinero en comida comprada. Nadie puede dejar de comer, pero sí recortar los egresos en este sentido. Si puedes dedicar un poco de tiempo a cocinar, ahorrarás significativamente y hasta comerás más sano y rico.
  5. Reparar en vez de comprar por nuevo: ¿realmente necesitas cambiar tu ordenador, el televisor o incluso tu par de zapatos? En vez de endeudarte haciendo compras, intenta reparar lo que se haya averiado.
  6. Cuidar la luz y el agua: dejar los grifos abiertos, darte una ducha demasiado larga, regar en exceso, dejar el televisor o la PC encendidos sin estar usándolos, prender luces en ambientes de la casa donde no hay nadie… todos estos pequeños descuidos abultan significativamente las facturas que llegan a fin de mes.
  7. Aprovechar los eventos gratuitos: averigua en tu municipio local para tener la agenda de espectáculos del mes. Verás que encuentras muchísimas opciones en entretenimiento (conciertos, cine, teatro, paseos) sin gastar dinero o gastando muy poco.
  8. Confeccionar listas de compras: si no planificas tus compras, terminarás con un carrito lleno innecesariamente. Haz una lista de todo lo que realmente necesitas para no olvidarte de nada indispensable ni caer en gastos superfluos.
  9. Aprovechar Internet: la web brinda recursos para salvar tiempo y dinero en muchos planos de tu vida. Por ejemplo, pagar las cuentas por homebanking te dará más tiempo libre para actividades productivas y te hará ahorrar, pues podrás pagar el importe justo sin redondeos y no usarás el automóvil. Lo mismo sucede con las recargas de celulares (el servicio no tiene cargo adicional si se hace online) o las compras con flete gratis.

 

¡Comparte este artículo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *