5 claves para mejorar la administración de tu empresa

  1. No pierdas de vista el plan de negocio: seguramente, en los primeros meses de vida de tu compañía tuviste en la mira tu plan financiero y administrativo. Después lo dejaste caer en el olvido, manejando todo sobre la marcha. Sin embargo, los menores movimientos del mercado pueden demandarte que cambies el rumbo de las cosas o diseñes nuevas estrategias. Por eso, tu plan debe ser como un mapa de referencia para la firma y debes no solo consultarlo, sino también saber adaptarlo.
  2. Aprende a administrar el tiempo: este es el único recurso que no se puede comprar, y por ende tienes que cuidarlo. Debes dejar espacio tanto para lo laboral como para el plano intelectual, físico, afectivo, personal. Intenta explorar estrategias para que las horas te rindan más y volverte productivo sin disminuir en calidad de vida.
  3. Observa los números: intenta llevar al día los informes de finanzas de tu empresa, para conocer el estado general de tu emprendimiento. Debes anticipar el balance final un par de meses antes, haciendo proyecciones con expectativas realistas de ganancias. Asimismo tienes que cuidar el margen de egresos para ver dónde puedes recortar gastos innecesarios.
  4. Postula metas concretas: para no navegar perdido y saber dónde dirigirte, es esencial que propongas objetivos concretos, ajustados en el tiempo y mensurables. Por ejemplo, “aumentar las ventas” no es un objetivo, pues es demasiado vago. En cambio, “aumentar las ventas en un 15% mensual durante el próximo semestre” sí lo es.
  5. No intentes abarcar todo: en los primeros tiempos de tu empresa probablemente baste contigo y un ayudante para resolver todo. Sin embargo, si la marca se expande deberás delegar ciertas actividades en otras personas para encargarte de lo fundamental. Existen mil tareas aparentemente pequeñas que consumen tiempo y energía, restándote efectividad al dirigir el negocio.

 

Más allá de estos consejos, no olvides que para ganar en productividad es esencial contar con personal activo, capacitado y estimulado. Dar un buen salario con beneficios y recompensas por el trabajo bien hecho, brindar capacitación y charlas motivacionales, restringir el acceso a las redes sociales y detectar a los oficinistas con actitudes negativas son algunas técnicas que puedes implementar para mejorar la eficacia de tu compañía.

¡Comparte este artículo!

2 Comments

  1. Hugo Gajardo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *